EL SENADOR CAUCANO LUIS FERNANDO VELAZCO EN EL OJO DEL HURACÁN

Así lo informaron ayer varios medios de comunicación capitalinos, entre ellos El Tiempo, Unidad Investigativa, en un reportaje titulado “El fugitivo de Fonade que ofrece salpicar a poderosos congresistas”.

De acuerdo con ésa información, el ingeniero Jorge Iván Henao Ordóñez, quien era considerado el ‘gerente en la sombra’ de Fonade, dirá cómo se torcieron jugosos contratos estatales a recomendados y fichas de Luis Fernando Velasco, Armando Benedetti, así como de los capturados Bernardo Miguel ‘Ñoño’ Elías y Musa Besaile. Se trataría de una nueva red de corrupción y promete revelar graves irregularidades en contratos administrativos en varias ciudades del país.

Esa contratación ya la está investigando el fiscal Néstor Humberto Martínez en el expediente que bautizó ‘mermelada tóxica’, y que contará con la colaboración de Henao. Fonade, como ha sido repetidamente demostrado, es un fortín burocrático cuyo saqueo ha sido evidenciado en los últimos meses.

Según la Unidad Investigativa, Henao dice tener información clave sobre el convenio interadministrativo firmado entre Fonade y la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios (Uspec), en noviembre del 2016, por $ 426.000 millones. También dice tener datos sobre una empresa de digitalización de información y de las interventorías a contratos de diseño y construcción de proyectos de casas de interés prioritario en 9 departamentos. Por esto último, la Fiscalía le dictó medida de aseguramiento. Aceptó cargos por concierto para delinquir y cohecho propio e interés debido en la celebración de contratos, pero buscando la inmunidad total a cambio de contar todo lo que sabe.

Henao asegura que la entonces gerente de esa entidad, María Cristina Palau, era ficha del senador caucano Velasco Chaves y que delegó en Fonade la ampliación de cupos y mantenimiento de la infraestructura carcelaria, inclusive el plan maestro de infraestructura, pero con un listado de contratistas prediseñado.

Inclusive, una denuncia que se encuentra en poder de la Fiscalía General de la Nación asegura que la entonces directora de la Uspec, María Cristina Palau, recibió 600 millones de pesos a cambio de otorgar un contrato de la cárcel de Combita en Boyacá.

El senador Velasco le dijo a EL TIEMPO que no conoce a Henao, que no ha ido a Fonade y que no lo pueden acusar de recibir coimas de un contrato que no se ha ejecutado en su totalidad.

“En 2017, fui con la señora Palau al despacho del Contralor para advertirle de las dilaciones en la ejecución de ese contrato”, añadió. Y negó que Palau sea su ficha: “He enfrentado a cuatro falsos testigos. Si este es el quinto, lo enfrentaré cuando me mencione oficialmente”.

El ingeniero Henao también dirá lo que pasó con presunta corrupción en el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) y la Escuela Superior de Administración Pública (Esap), en proyectos del Ministerio de las TIC y del Departamento de Prosperidad Social (DPS).

Tomado de Proclama.

audio la W

Los comentarios están cerrados.