VENDEDORES DE CARNE A CUMPLIR LA NORMA.

Muy preocupados se encuentran los vendedores de carne del todo el municipio de Patía debido a que entra en vigencia a partir del 18 de octubre del presente año, el decreto 1500 del 2017 implementado por el Ministerio de la Protección Social donde se indica que la venta de carne en todo el país debe tener una cadena de refrigeración y ya no podrá comercializarse al aire libre.

Básicamente prohíbe el expendió de carnes de gancho que la gente llama, ósea que no se cumple con el criterio de refrigeración y es básicamente para evitar la transmisión de enfermedades que se contagian por medio de la mala manipulación de la carne.

Los expendedores afirman que tendrán que comprar unas vitrinas panorámicas para poder embodegar sus carnes, las cuales son muy costosas y la poca ganancia que les queda la utilizan para el sostenimiento de sus familias, además de la instalación de contadores de energía que les permita acceder a este servicio.

Se espera que el Invima aumente el plazo para la implementación de la norma o que den alternativas de solución, de lo contrario muchas familias se verían afectadas económicamente ya que dependen de esta labor.

Los comentarios están cerrados.